Crisis y veganismo, un texto vigente. Mucha crisis y pocas nueces.

Mucha crisis y pocas nueces.
Como gente cotidiana que somos, nos parece necesario abordar el tema de la crisis también de una manera donde la economía , la ética , la salud, el destino del planeta, de los animales y de nosotros mismos estén tenidos en cuenta, sin pasar a un lado reformista de las situaciones que debemos afrontar a diario, pasar al plano de una revolución personal pero que incide de forma colectiva en muchos seres indefensos y a merced de este capitalismo cada vez más tecnificado en la explotación tanto asalariada como productiva.
Queremos con este texto e imágenes dejar en claro que una alimentación vegana(basada únicamente en vegetales y sus llamados derivados) es tanto ética, como más barata, saludable , a contrapartida de las dietas ricas en derivados de animales o de su muerte directa(los llamados omnivorismo, ovolactovegetarianismo y derivados).
Es por esto que los precios de unos y otros quedan evidentes en lo cotidiano, apuntando a tratar de descubrir y conocer determinados alimentos muchas veces desconocidos o que los vemos lejanos en cuanto a las posibilidades de cocinarlos, o insípidos, inoloros, etc,etc.
Vemos que una alimentación vegana es ética para los animales en primera instancia porque los obviamos de nuestro día a día, al no tenerlos como primer o segundo plato, sino como seres sintientes como los que escribimos esto y quienes lo leerán.
Es más barata tanto en el precio que pagamos en un comercio, y también en cuanto a las llamadas materias primas para obtenerlos en los diferentes procesos como pueden ser desde cuando se cultiva un vegetal hasta cuando se cosecha; a diferencia de lo que proviene de la explotación animal, donde a los animales se les dan para su engorde proteínas de origen vegetal como cereales diversos que nos podrían alimentar a nosotr@s l@s seres human@s( si este sistema en el que vivimos fuera justo, no decimos más justo porque la justicia la queremos toda, así como la libertad, simplificada o partida no nos lleva a nada), también el derroche de energía en pro de producir materias de origen animal y el agua de consumo directo que se destina a la hora de alimentar a las diferentes especies del llamado ganado, contribuyendo todo eso en el conocido efecto invernadero.

Para ejemplos damos estos, que son de diversos supermercados.
Gluten de trigo:con el cual se puede hacer seitán cuesta entre 2,60 euros y 5,depende el sitio, y su rendimiento son 3 kilos de seitán por cada kilo de gluten.
Kilo de patatas: entre 0,70 y 1 euro los 2 kilos.
Col, Brócoli, Coliflor: entre 0,85 y 1 euro la unidad.
Tomate:entre 0,65 y o,90/kilo.
Cebolla: 0,45/kilo.
Pastas de sémola:desde 0,40.
Arroz: desde 0,50.
Garbanzos: entre 1,50 y 2 euros/kilo
Lentejas: entre 1,20 y 2 euros/kilo.
Proteína vegetal texturizada: entre 2 y 3/kg
Pasemos a ejemplos derivados de la explotación animal:
Solomillo de cerdo: desde 11 euros/kg
Albóndigas de pollo: 5,50/kg
Quesos varios: entre 6 y 10 euros/kg
Mortadela: 3,50 euros/kg.
Salmón: 5,50 euros /kg.
Jamón cocido: 9,25/kg.
Filete de vacuno: 7 euros/kg.
Carne picada de vacuno,cerdo o mixta: 6 euros/kg.

About rebelionanimal

programa de radio sobre liberación animal, sxe, antiespecismo, noticias sobre Latinoamérica...
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s