Las Panteras Rabiosas (colectivo francés antiespecista-antifascista) denuncian el racismo y el fascismo en Francia dentro de la protección animal, dentro del encuentro internacional por los derechos animales ocurrido en Bélgica el pasado agosto.

Aquí un acercamiento a lo que ocurrió en Bélgica en el ya conocido Encuentro Internacional por los derechos animales, donde la gente del colectivo francés Panteras Rabiosas debido a su argumentación antifascista dentro de la liberación animal, fue “echada” de dicho encuentro por el dueño de un refugio con contactos con personajes de la ultraderecha como Brigitte Bardot (madrina de un barco de Sea Shepherd), con el asesino del militante antiespecista y antifascista Clement y con la policía, debido a eso se auto-organizó un encuentro autónomo a la hora de implementar acuerdos y demás aspectos de la lucha por la liberación animal, el texto no tiene desperdicio, desde Rebelión Animal sale el abrazo solidario porque desde hace tiempo que se viene diciendo y escribiendo que la ultraderecha quiere infiltrarse en esta lucha, el colectivo tiene claro con estas palabras lo que es el luchar contra toda opresión:
“Reafirmamos que nuestro combate antiespecista no puede separarse de las otras luchas.
No podemos defender la liberación animal en detrimiento de otras opresiones.
La liberación animal es una lucha total y un rechazo hacia TODAS las opresiones.
Ser vegan@ es rechazar todas formas de explotación y de dominación.”

Más abajo el texto del blog , junto a su enlace original.

El colectivo Tolosano de Panteras Rabiosas ha organizado un taller interseccional, uniendo el vínculo entre las luchas queers, feministas y antiespecistas, así como sobre el antifascismo, lucha más que necesaria hoy en día en Francia.

En efecto, la discusión sobre el antifascismo ha expuesto la situación particularmente inquietante de Francia sobre las cuestiones de luchas animalistas que están siendo gangrenadas por la presencia de militantes y grupos racistas, homófobos y fascistas. Esta situación puede tener varias causas, una siendo que las luchas por la cuestión animal están completamente abandonadas por l@s militantes anticapitalistas, anarquistas o antifascistas, dejando todo el terreno a la difusión de estas ideas nauseabundas sin respuesta unitaria y potente. El otro motivo es que la mayor parte de esta lucha se hace por la protección animal y no por la liberación animal, dividiendo este combate en una lucha a parte sin objetivo político ni interseccionalidad y aceptando así sin problemas la presencia, el soporte y la financiación de cualquiera con motivo de que todo debe ser hecho y pensado para nada más que la protección de los animales.

Esta complacencia afirmada existe hasta en los vínculos entre el refugio de Animaux En Péril y su propietario J-M Montegnies, quien ha acogido repetidamente a Nathalie Krier, activista fascista desde hace tiempo presente en la Protección Animal a través de la Fondation Brigitte Bardot y más recientemente por su pertinencia al grupo fascista 3ème Voie. Éste último es principalmente conocido por haber sido creado por Serge Ayoub, alias Batskin, militante bonehead desde los años 80, pero también por haber tenido como militante a Esteban Morillo, asesino del militante antifascista y antiespecista Clément Méric el pasado junio.

Con la ayuda de un powerpoint, mostramos una imagen de Nathalie Krier en el refugio de Animaux En Péril, así como en una manifestación contra el uso de pieles en París en 2013 a la vera de Esteban Morillo y de su amiga Katya Veloso, y finalmente rodeada del grupo de 3ème Voie al completo, incluyendo Serge Ayoub. El refugio de Animaux En Péril no tiene amigos de amigos que son fascistas, sino que acoge de manera intencionada a miembros de la Fondation Brigitte Bardot y una miembro de 3ème Voie, sin causar esto la mínima molestia al propietario.

Otra parte de la discusión antifascista ha cuestionado la difusión del largometraje ALF de Jérôme Lescure previsto para el día siguiente en el encuentro. Efectivamente, no solo su película ha recibido el apoyo y la financiación de la Fondation Brigitte Bardot, de lo que está sumamente orgulloso, pues lo publicó oficialmente en la página de Facebook de la película. Informamos al conjunto de presentes que, en la manifestación de Emagny en junio de este año, Nathalie Krier, entonces presente, había fotografiado a l@s militantes antifascistas. Pidió luego por internet que la identidad de l@s vegan@s antifa presentes fuera hallada y revelada. Una de las personas que le respondió, afirmando esta observación, no es otra que… Jérôme Lescure.

“Vergonzoso! Puedes decirme de quién se trata por mensaje privado, debemos excluirles de ciertos proyectos que organizamos y hacer correr la voz. Esta gente es peligrosa para el buen funcionamiento de las acciones.” Jérôme Lescure

Estas diversas informaciones impactaron enormemente a l@s militantes vegan@s* presentes y vari@s quisieron continuar esta discusión después de la comida.

* Obviamente, en un combate contra todas las opresiones, l@s militantes vegan@s que nos apoyan son considerad@s como antifa, aunque no se precise cada vez.

Otro ejemplo de intimidad entre Animaux En Péril y la extrema derecha, he aquí una militante conocida por sus posiciones políticas de nuevo al lado de Jérôme Lescure:

Es una militante importante de Animaux En Péril:

A.L.F. la película: marketing y proximidad con el racismo y el fascismo
Esta segunda discusión reunió inicialmente a unas 70 personas, y más aún al final. Se abordaron dos puntos principales: el marketing alrededor de la película ALF y la amistad del realizador con militantes y grupos racistas y fascistas que han ido hasta querer revelar la identidad de l@s antifas con fines represivos.
Fue instalado en el hangar principal del encuentro un stand mayor que los demás destinado exclusivamente a la promoción de la película ALF, con la venta de camisetas a 25€ y de sudaderas a 60€ fabricadas en Bangladesh. Este inmenso stand muestra el ALF como una marca con una sola persona como embajador bajo pretexto de la realización de una película debiendo ser acogido como una estrella durante este encuentro internacional. Por mucho que legalmente solo “A.L.F.” con la “A.” roja está registrado, en realidad ALF se ha convertido a través de este marketing en una marca, un logo, un icono del capitalismo. Pero el ALF no es un producto y todavía menos fabricado en un país asiático para ser vendido a gente blanca de clase media a un precio exorbitante. No es propiedad de una sola persona que utiliza este nombre tan popular para hacer de ella misma una estrella de la protección animal en Francia, en Bélgica o durante encuentros internacionales. No es una película que conlleva un comentario sexista ( “guarra” ) y una intervención racista ( “chiste” sobre los portugueses). Es todo el contrario. Son acciones para mostrar y combatir la explotación, la dominación y el asesinato de los animales no-humanos.

Asociado a este marketing, los vínculos entre Jérôme Lescure y Nathalie Krier, militante de la Fondation Brigitte Bardot y del grupo fascista 3ème voie, no son una coincidencia. Está orgulloso de anunciar a Brigitte Bardot y su fundación como soporte y lazo militante. Recordamos que Brigitte Bardot está casada con un militante del Front National, que apoya a Marine Lepen en las elecciones presidenciales y que ha sido condenada en cinco ocasiones por odio racial y homofobia.

Durante la discusión aparecieron diversas propuestas de reacción frente a la difusión de esta película. Por ejemplo boicotearla, o confrontar al realizador con sus contradicciones o incluso escribir un texto contra la mercantilización de ALF y la proximidad de Jérôme Lescure con personas envueltas en el movimiento fascista de los derechos animales. Sin embargo, antes de que se pudiera tomar una decisión, Jean-Marc Montegnies, el propietario del refugio, tomó la palabra. Al no hablar más que francés, sobrevinieron problemas en la traducción de sus propósitos. Afirmó estar extremadamente chocado por la postura de una tal discusión cuyo objetivo era solamente ensuciar la reputación de Jérôme Lescure, al que considera como su hermano y amigo desde hace más de diez años. Afirmó que Lescure no era un fascista y que se interesaba no en política sino únicamente en la cuestión animal. Afirmó que Nathalie Krier había venido varias veces, que era conocida de todos y todas en el refugio y que si la considerábamos como una militante fascista, tendríamos que considerarlo como a ella, así como todas las personas trabajando para Animaux En Péril. Afirmó que no había ningún problema con el realizador, sino únicamente con un puñado de vegan@s francesæs en medio de activistas internacionales de lo más admirables. Para acabar, ordenó el fin de la discusión en cinco minutos o se otorgaba el derecho de desalojar todas las personas presentes pues según él “cuando algunos se pasan de la raya, paga todo el mundo!”.

[ JÉRÔME LESCURE ESTÁ ORGULLOSO DEL APOYO DE BRIGITTE BARDOT, MILITANTE IMPLICADA DEL FRONT NATIONAL, PARA SU PELÍCULA: – PORQUE EL A.L.F. ES UNA ORGANIZACIÓN ANTIRACISTA DE ACCIÓN DIRECTA POR EL RESCATE DE ANIMALES: ¡NO VAYÁIS A VER ESTA PELI! – CONTRA TODA FORMA DE DISCRIMINACIÓN: http://reseau-ethique.org ]

Esta toma de palabra por la persona con más autoridad por su posición jerárquica en tanto que propietario del emplazamiento y complaciente con fascistas en Bélgica y Francia obligó a l@s miembros de Panthères Enragées y camaradas a cubrirse la cara.
Esta intervención provocó un nuevo malestar. No solamente afirmó que no había problema con el marketing alrededor de la película ALF sino que también reafirmó su apoyo a Nathalie Krier, activista fascista. Su autoritarismo y su voluntad de dividir el movimiento vegano antifascista internacional tuvo el efecto opuesto al deseado. No era ya posible continuar discutiendo a fondo, mas solamente bajo la forma utilizada para reducirnos al silencio: la amenaza de exclusión.
Rápidamente pareció improbable que el propietario quisiera echar en medio de la noche a todas las personas presentes, sino más bien que quisiera expulsar únicamente a l@s francesæs. Un equipo de mediación fue a discutir con Jean-Marc Montegnies para averiguar qué pasaba exactamente. En ese momento recibimos un enorme consuelo y apoyo por parte de l@s presentes, que fueron hasta el final de la discusión del grupo de mediación, tanto para intercambiar, discutir, crear vínculos como para hacer bloque para impedir nuestra expulsión en caso de que el propietario quisiera hacerla esa noche misma.
Finalmente, pudimos quedarnos a dormir, aunque informándonos los organizadores que una discusión tendría lugar con nosotros a la mañana siguiente.
Exclusión de l@s antifa francesæs y solidaridad internacional!
La discusión de la mañana tuvo lugar con l@s diez francesæs presentes, dos personas para la mediación y organizadores, Jean-Marc Montegnies negándose a participar. El propósito fue muy claro: el propietario exigía la partida de l@s cinco francesæs identificad@s como perturbadoræs por la mañana.
De l@s diez francesæs l@s cinco escogid@s por Jean-Marc Montegnies eran dos antifas venid@s de París con quien ya había tenido conflictos por sus amistades con la extrema derecha y tres de l@s Panthères Enragées identificad@s por sus pintas punk/queer. Ningún-a de l@s otr@s francesæs tenía porque abandonar el encuentro, ni siquiera el miembro de Panthères Enragées que había expuesto la situación sobre el fascismo en el entorno animalista francés durante el taller. Esto confima las declaraciones del panadero revolucionario vegano, quien, mientras preparaba su pan, había sido agradecido por un miembro de Animaux En Péril con estas palabras: “¡Al menos, éste no es un pan de mariquita!”. El panadero resultó impactado por este comentario homófobo dicho sin molestia alguna.
L@s organizadoræs nos precisaron que para Jean-Marc Montegnies esta decisión no era política en absoluto, sino solamente emocional…
Decidimos pues tomar la palabra en la discusión colectiva de la mañana para anunciar la decisión del propietario. Estábamos en la tarima, l@s diez francesæs junt@s, para anunciar esta noticia. Al haber acabado, poco a poco algunas personas se levantaron y se unieron a nosotr@s sobre la tarima, poniéndose a nuestro lado para expresar su solidaridad frente a esta decisión autoritaria y negarse a que una situación como ésta pudiera desarrollarse sin reacción antifascista alguna.
Queremos agradecer del fondo del corazón a todas las personas que se levantaron y se expresaron a nuestro lado. Estuvimos extremadamente emocionad@s por este momento, por esta fuerza y por esta solidaridad, que cortó de tal manera con la ausencia de reacciones o la hostilidad que tenemos la costumbre de encontrar en fRancia. Ver tantas personas (unas 60), venid@s de tantos países para este encuentro y mostrar esta ayuda mutua ha sido uno de los momentos más emocionantes que hayamos podido vivir.
Si a corto plazo Jean-Marc Montegnies pensó únicamente en su confort personal y quiso cortar el camino al movimiento antiautoritario y antifascista, a largo plazo, una reacción internacional de apoyo se ha creado para perdurar tanto tiempo como haga falta.
Jean-Marc Montegnies, en una camiseta A.L.F., intervino sin respetar el turno de palabra para volver a precisar que su emoción era demasiado fuerte tras la discusión de la víspera, que no eran más que mentiras y difamaciones, que su abuelo había sido resistente y que no podía por tanto ser acusado de fascismo o de intimidad con el fascismo. Dijo que Panthères Enragées y los antifascistas parisinos no eran más que jovenzuelos que venían para tocar los huevos y que ninguna organización francesa deseaba ya nuestra presencia en sus eventos para la protección animal pues éramos nosotr@s l@s fascistas. Para él el encuentro podía continuar con toda tranquilidad mientras nosotr@s nos marcháramos el mismo día (el final de la frase fue cortado en la traducción).
Si una parte de la sala deseó continuar con el encuentro sin más preguntas hacerse, una gran mayoría de l@s presentes afirmaron que, por una parte, la discusión de la víspera no era la iniciativa de l@s militantes francesæs sino de vari@s militantes impactad@s por el merchandising y la proximidad con el fascismo del emplazamiento y del realizador de la película. Y, por la otra, afirmaron que su apoyo frente a la voluntad del propietario de expulsar a una parte de l@s francesæs no era solamente solidaridad, sino que un ataque contra una parte de l@s antifa era un ataque contra tod@s l@s antifa presentes, y que una reacción colectiva era la única respuesta posible.
Más de 70 personas guardaron así tiendas y mochilas, uno de ell@s el panadero itinerante, para reunirse al borde de la carretera, recordando que el IARG no es un sitio d’acogida, sino que está formado por el conjunto de personas que lo constituyen y lo hacen vivir. Empezamos una discusión para ver las diversas posibilidades a fin de continuar este encuentro. Simultáneamente colgamos una banderola “Contra todas dominaciones: Go Vegan!” cerca del refugio. Nos enteramos entonces que uno de los amigos de Jérôme Lescure y Jean-Marc Montegnies que acababa de llegar no era otro que un madero bien conocido por l@s militantes del norte de fRancia y que Jean-Marc Montegnies había llamado a la policía por la banderola y para hacer desalojarnos de delante de su refugio.
Una agradable suerte nos permitió proseguir con el Illegal International Animal Liberation Gathering muy cerca, en un terreno prestado por el cantante de un grupo punk-rock venido para asistir a algunos talleres pero apoyando en seguida a l@s antifa.
Illegal International Animal Liberation Gathering: de la autoridad a la autoorganización:
Pasamos de un sitio de alta seguridad con cámaras de vigilancia, una jerarquía muy marcada por las decisiones autoritarias y definitivas del propietario, una organización que gestionaba por completo la vida colectiva en la que era difícil implicarse, a un espacio más limitado pero mayor en su autonomia y su desarrollo colectivo.
En efecto, si l@s habitantes del lugar pusieran a nuestra disposición todo el confort material posible, aseos, electricidad y agua potable, nosotr@s pudimos organizar junt@s la comida, mediante la cosecha de ortigas en los campos para la cena. También organizamos una colecta de dinero para hacer algunas compras (papel de váter, bebidas, cebollas, etc.). El panadero, quien lógicamente había decidido participar en este nuevo encuentro, nos hizo el don de 35 kilos de pan y fue de una ayuda preciosa y de una gran amabilidad por su horno, sus mesas y sus bancos, sus crêpes preparadas desde las 6 de la mañana para el desayuno del día siguiente.

L’Illegal International Animal Liberation Gathering se terminó con un centenar de personas que afirmaron su antifascimo y su rechazo a toda autoridad, por la solidaridad con l@s vegan@s antifascistas francesæs, pero también por una reacción colectiva de gran amplitud para crear un encuentro rechazando toda dominación.

En 2013, el propietario del emplazamiento del encuentro que excluyó a l@s antifascistas, por haber osado poner en cuestión la más que evidente intimidad del refugio y del realizador Jérôme Lescure con el movimiento fascista francés.

El momiviento vegano internacional no puede aceptar ningún compromiso con el fascismo, el racismo, la homofobia, el sexismo, la transfobia… que esto venga de grupos fascistas claramente reivindicados o de asociaciones por los derechos de los animales. Esta escisión en este encuentro ha sido a la vez un desgarro, pues personas que nos apoyan no pudieron seguirnos, pero también porque esto ha sido una reacción a la infiltración del fascismo en la lucha antiespecista.
Agradecemos de nuevo sinceramente a todas las personas que han sido solidarias con nosotr@s. Agradecemos también particularmente a una persona en la organización que ha sido de un enorme apoyo, muy atentivo a los comentarios sobre el sexismo y la transfobia. Sabemos que esta división ha sido un momento difícil de vivir. Agradecemos asimismo a l@s habitantes del lugar que ha acogido la segunda parte del encuentro y al panadero.

Este encuentro se irgue bajo el signo de la lucha antifascista y esta escisión ha sido no solamente una reacción pero también la afirmación del movimiento vegano antifascista. Este movimiento ya muy presente en cada país es ahora internacional. El encuentro, los lazos y los intercambios han sido reforzados y no se quedarán aquí.

Reafirmamos que nuestro combate antiespecista no puede separarse de las otras luchas.
No podemos defender la liberación animal en detrimiento de otras opresiones.
La liberación animal es una lucha total y un rechazo hacia TODAS las opresiones.
Ser vegan@ es rechazar todas formas de explotación y de dominación.

Este encuentro ha demostrado que nadie puede parar el movimiento revolucionario por la liberación animal, ni el autoritarismo, ni el fascismo, ni Jean-Marc Montegnies, ni otras instancias represivas. Nuestr@s camaradas de combate son increíbles. Están en marcha para la revolución, ¡nada nos parará! Gracias a todas y todos.

http://pantheresenragees.noblogs.org/post/2013/08/23/encuentro-internacional-por-los-derechos-de-los-animales/

About rebelionanimal

programa de radio sobre liberación animal, sxe, antiespecismo, noticias sobre Latinoamérica...
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to Las Panteras Rabiosas (colectivo francés antiespecista-antifascista) denuncian el racismo y el fascismo en Francia dentro de la protección animal, dentro del encuentro internacional por los derechos animales ocurrido en Bélgica el pasado agosto.

  1. Flora says:

    Muchas gracias por este artículo. La verdad es que en Francia la defensa de los animales está bastante mal vista, en mi parecer por dos motivos: la tradición cartesiana y por desgracia el hecho de que cualquier defensa animal se relacione con la figura de Brigitte Bardot.
    El movimiento “vegano” francés está mayoritariamente despolitizado, la frases que se oyen más amenudo por parte de los militantes animalistas es “da igual a qué partido votes o tu ideología, en el momento en que defiendes a los animales”.
    Hace poco hubo una manifestación en Rodhilan, en el sur de Francia, para intentar impedir una corrida de toros, y el Presidente del CRAC, la asociación que organizaba la mani, dijo en su discurso que no quería que los antifascistas hicieran de las suyas, que para él la extrema derecha era lo mismo que la extrema izquierda, y que él daba todo su apoyo a la fundación Brigitte Bardot… terrible.

    Muchas gracias una vez más por este artículo

    • es así como tu dices, cuando un movimiento está despolitizado es que pasa esto…aparte que quienes dicen que es lo mismo la derecha que la izquierda es porque ellos tienen un papel de dominadores, no de dominados por este sistema imperante

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s