Entrevista a socorrista (vegano) de la ong Proactiva Open Arms.Refugiadxs bienvenidxs!.

1)Preséntate, nombre, edad, dónde vives actualmente. (oficio, dónde has vivido los últimos meses-años). ¿Hace cuánto eres socorrista?.

Hola buenas, mi nombre es Jose Maria Salinas, pero todo el que me conoce me llama Pepe. Tengo 41 años, y vivo en Sant Pere de Ribes, Catalunya. Trabajo de socorrista acuático en las playas de Sitges, en los últimos años he pasado temporadas en Dinamarca, y los últimos meses he estado viviendo en Ribes y en Lesbos, Grecia.
2) Cuéntanos qué es lo que has estado haciendo como socorrista estos tiempos ,dime en qué sitios has estado por esa labor.¿Por qué decidiste ir? ¿Qué situaciones extremas has vivenciado o compartido con lxs refugiadxs?. ¿Qué les dirías a quienes son ignorantes del tema y tienen prejuicixs hacia quienes huyen de guerras como es el caso de lxs refugiadxs?. Coméntanos de la organización en la cual eres voluntario, cómo se financia. ¿Habían más socorristas veganxs o eras tú y Anabel?.

Bien ,después de acabar temporada en playas, el día 1 de octubre, y sabiendo que habían compañeros en Lesbos salvando vidas en el Mar Egeo, decidí ponerme en contacto para ir allí, sabiendo de la dificultad de ser elegido, ya que en un principio estaban yendo los jefes de playas que acababan temporada.
Pero despues de la desgracia del 28 de octubre, día en el cual murieron ahogadas unas 80 personas, la cosa cambió, Proactiva Open Arms se quedaría en Lesbos mientras hubiesen fondos.
La cuestion es que fui seleccionado para ir a Lesbos, y con este este primer equipo la cosa fue muy bien. Cierto es que entonces no se tenían los medios que tenemos ahora fortunadamente, ya que entonces solo se contaba con una moto de agua y el equipo de tierra con un todoterreno, y al no hacer frio todabia llegaban los dinguies de forma desbordante, me refiero a que los días más tranquilos llegaban a la costa norte de Lesbos unos 35 o 40 dinguies,con un número dse refugiados por dinguies que oscilaba entre los 35 a 60 seres humanos, y los días de más afluencia de dinguies, entre unos 70 o 90 embarcaciones, con el mismo número de personas anteriormente mencionadas.
La verdad es que el cerebro humano hace cosas maravillosas, incluso sin que uno se de cuenta de esas cosas. Me refiero a que a pesar de vivir momentos muy duros y angustiosos, el cerebro solo registra momentos buenos, si es cierto que si uno rasca la superficie, le vienen a uno todos los momentos allí vividos.
En mi primera estancia recuerdo un par de rescates en los cuales tuvimos que rescatar a varios dinguies de unos acantilados, en los cuales tuvimos que montar cuerdas para poder ayudar a las personas mayores, bebes, niños, mujeres y hombres, a subir por unos acantilados infranqueables sin esas cuerdas.
También me viene a la memoria, un dinguie en el cual sólo venian hombres jóvenes, con edades entre 20 a 50 años, en el cual uno de ellos venía con una hipotermia severa, al cual con los conocimientos que todos los miembros de Proactiva Open Arms tenemos, pudimos atender de forma favorable. Cierto es que se pasaron momentos muy tensos, ya que sus amigos no sabían ni lo que le estaba pasando, ni si los hombres con camisetas amarillas y bañador rojo que estaban alli, le podrían ayudar, lo cual se convirtió en un verdadero caos. Unos gritando pidiendo ayuda, otros llorando desesperadamente y mientras ,nosotros intentando quitarle la ropa mojada para taparlo con mantas térmicas y hacerle entrar en calor, como digo ,una locura.
Otro de los recuerdos que se ha quedado tatuado en mi mente, fue la última noche de mi estancia aquella primera vez. Eran las 4h de la madrugada más o menos, en aquellos momentos ya se tenían dos motos de agua, en cada moto iba un patrón y un socorrista, y también había en el momento que fuese requerida, una embarcación de un joven local llamado Jason, el cual estaba dispuesto a salir con nosotros fuese la hora que fuese, el cual está trabajando en un campo de refugiados, el cual está formado por un grupo de anarquistas de toda europa, que funciona a las mil maravillas. Tubimos una lamada de emergencia y se llamo a Jason, el cual vino a nuestra llamada. Pero antes de que él llegara, nosotros en las motos de agua salimos en busca de aquel dinguie, siendo todavía de noche, con un potente foco en cada moto de agua. De repente vimos el dinguie en cuestión, el cual estaba desembarcando en un acantilado en el cual no había salida segura por la oscuridad, para niños, bebes, ancianos, mujeres y hombres, con los cuales decidimos comenzar el traslado a puerto poco a poco, empezando por los niños y los bebés para que pudiesen ser atendidos por los voluntarios de tierra ya alertados, ya que son las personas que entran en hipotermia con más facilidad.
El primer y último viaje que yo hice, ya que me quedé en puerto ayudando a los refugiados en tierra y al desembarco, ya que Jason con su lancha neumática ya había llegado, tengo ese recuerdo tatuado. Una niña de seis o siete años delante en la moto, seguido por el patrón, y detras de el, el que escribe con un bebe de días en los brazos, el cual estaba durmiendo como si aquel horror no fuese con él. Aquel trocito de vida tan puro y a la vez con tantas barreras en su horizonte, ajeno a la crisis humanitaria que se esta viviendo alli, hacía que uno se estremeciese pensando en él.
Acababa mi estancia en Lesbos.
Mi segunda estancia en Lesbos, la cosa ya fue un poco diferente, ya que ya se encontraban allí las embarcaciones con las cuales se puede ir a recoger a los dinguies en el mar, y no tener que esperar a que lleguen por su cuenta a la zona donde puedan llegar.
Como digo, ya con embarcaciones, la última noche en la cual pase en Lesbos, también sobre las 4 de la madrugada, nos alertaron de un dinguie en la zona de Korakas. Cuando llegamos allí, no era un dinguie, era un big boat de madera, con unas 200 personas en su interior. Repetida situación, bebés, niños, mujeres, hombres, ancianos, situación terrible. Un compañero y yo encallamos el barco contra las rocas como mejor pudimos, y con la ayuda de los voluntarios de Korakas, que es faro en griego, en el cual hay vigilancia las 24h del día, comenzamos el desembarco.
Otra vez se repetía la imagen, bebés de dias, (seguro que no llegaban ni a meses), recuerdo que hacía bastante viento, y en una de las ocasiones suejtándome al barco con la mano derecha para no caerme, y con un bebé de días en la mano izquierda, le dije a mi compañero, toma, con mucho cuidado que es una pluma, que no se te lo lleve el viento. No fue una forma de hablar, era lo que sentía por el viento que hacia y lo poco que pesaba el bebé.
Bien que les diría a las personas que miran a otro lado cuando ven la situacion tan terrible que están viviendo lo refugiados.
Pues que Siria hace 10 años, era un país como cualquier pais europeo, Damasco su capital era una ciudad como Barcelona, Madrid, Valencia, o cualquier ciudad de las que vivimos, y que Isis ya dijo en su dia, que quiere recuperar Alandalus. Que nos puede pasar a nosotros lo mismo en cualquier momento, que cualquier ser humano que no este deshumanizado, tiene que tener empatía hacia ellos, y que solo se trata de renunciar un poquito a nuestro estado del bienestar en el peor de los casos, el ayudar a estas personas.
Proactiva Open Arms, es una micro ONG la cual se financia gracias a las donaciones del pueblo, como bien dice Oscar Camps, director de la ONG, somos el pueblo salvando al pueblo.
Y si cuando yo llegué a Lesbos, se encontaba allí Javi, un socorrista de Proactiva el cual trabaja en las playas de Ibiza ,el cual también es Vegano.

3) ¿Hace cuánto tiempo eres vegano, ¿qué te llevó a salir del papel opresor y cambiar a la ética del veganismo?.¿Conociste a más personas veganas en la tarea que haces actualmente?.

Hace ahora unos 8 años y medio que “soy  vegano”, y lo soy porque leí en un maravilloso libro, que el ser humano es lo suficientemente inteligente para estar perfectamente alimentado, sin tener que maltrtar ni asesinas animales. Claro, cuando yo leí estas frases, ya habia estado de voluntario ecologico, y toda mi vida habia amado a la naturaleza, en su estado áas salvaje, pero eso si, cayendo en la contradicción , que aquellas frases me hicieron ver tan claramente.
La verdad es que si quitamos a los ya mencionados, creo que no he conocido más Veganos, al menos de forma consciente, ya que a muchas personas a las cuales conoces, no se llega a intimar tanto. Me refiero, a que conoces gente con la cual nunca llegas no solo a comer con ellas, si no, ni tan siquiera hablar sobre ello.

4)¿Para tu entrenamiento o el tipo de tareas que realizas por tu profesión, usas o has usados complementos alimentarios? Si es así, ¿hace cuánto los usas?.

La verdad es que en alguna ocasión he tomado spirulina, pero no es algo habitual, me quedo con la legumbres con quinoa, eso me da la energía suficiente, y soy muy deportista, de hecho corro casi a diario con mis perritos por la montaña una media de 2 horas.

5)¿Alguna vez cazaste, pescaste, mataste  animales?.

Bueno, de pequeño, siendo un niño sí maté animales, me refiero a hormigas, arañas. lagartijas y demás insectos ,  pequeños reptiles y anfibios.
Cazar, tal y como se entiende la caza, no le he hecho nunca. Pescar, si he pescado para comer, tanto en Guatemala estando de voluntario ecológico, como en Brasil en el Amazonas, pero nunca pesca deportiva.

6)¿Difundes de alguna manera al veganismo , sea a la hora de tu profesión,  a nivel cotidiano, tienes alguna estrategia y/o anécdota para comentar?.

En cuanto a difundir el veganismo, al principio me puse muy pesado con todo mi entorno, hablando, hablando, llegando a ser muy pesado. Pero en un momento dado me di cuenta que lo mejor era dar ejemplo e invitar a la gente a ver que se puede disfrutar de la comida y complementos del vestir y demás sin utilizar productos de origen animal.
No recuerdo ninguna anécdota en concreto, pero si es lo mejor que he aprendido que se puede hacer, predicar con el ejemplo.

7)La entrevista la he pensado hacer ya que me parece importante dejar claro que las personas veganas no venimos de un ámbito frívolo, de famoseo o postureo como los medios masivos de comunicación le quieren hacer ver a la gente, y a la nuevas personas que se acercan a esta ética, por eso te quiero preguntar qué les dirías a esas personas que muchas veces sale en ese imaginario popular “lxs veganxs sólo se preocupan de lxs animales”, “a ver si hacen algo por las personas”, cuando ni siquiera quienes expresan eso hacen nada por nadie.

En cuanto a lo que le diría a la gente, es un problema de conciencia, hasta que no comprendamos eso que parece tan simple, como el absoluto respeto hacia todo y todos, no acabaremos con los males del mundo, ya que nosotros somos los males del mundo.

About rebelionanimal

programa de radio sobre liberación animal, sxe, antiespecismo, noticias sobre Latinoamérica...
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s